Me imagino que te sonará la frase del título: «Deja, que ya lo hago yo»… o la de: «Pórtate bien que te están viendo los Reyes Magos».
Frases que empezamos usando maleducando -inconscientemente- a nuestro hijos y que seguimos utilizando en el trabajo con todas las consecuencias negativas que ello conlleva.

Espero que te suenen las situaciones que te voy a contar y que antes de permitir que se vuelvan a repetir, te lo pienses.

deja que ya lo hago yo texto

Esta es la típica frase del «superjefe». La persona que piensa que hace las cosas mejor que los demás, que son imprescindibles para que el trabajo salga bien.

Y es la mejor forma de conseguir que la empresa sea un embudo. Todas las decisiones necesitan pasar por el filtro del jefe. Además, el equipo es tratado como a niños pequeños: están esperando que sus padres les digan lo que pueden y no pueden hacer. Y claro, no hay lugar para la creatividad ni para la iniciativa.

emprsa - embudo

Aquí os dejo un vídeo de una anécdota que me pasó con mi hija de 3 años, relacionado con otra situación similar que surgió en el trabajo por el traslado de nuestra sede.

Escuchar ésto, sin recibir ninguna explicación más, no me gusta. Es como tener la obligación de ligar con una persona sin que te deje saber sus gustos.
Cada vez que recibes un «no» por respuesta sin un «cómo se puede mejorar» es francamente frustrante. Y la otra persona diciendo: pero… ¿cómo puede ser que no sepas lo que me gusta?  Pues no lo sé porque no me lo has dicho.

El jugar a ser adivino tiene su gracia en las relaciones de amor, pero no funciona en la empresa. Hay que ser más práctico. Si las personas que critican estuviesen obligadas a ofrecer una mejor alternativa, se conseguirían mejores resultados.

 Si has visto el vídeo, la forma de corregir esta situación es dedicar tiempo al equipo, explicándoles qué es lo que se quiere conseguir y centrarse en que se consigan los resultados. El camino para conseguirlo es lo de menos, las personas necesitan libertad para desarrollarse. Lo importante son los resultados.

¿Cómo han sido tus experiencias con el «Deja que ya lo hago yo»?

¿Cómo se favorece en tu empresa que todo el mundo aporte?

Me encantaría conocer tus experiencias…

About David Díaz Robisco

Emprendedor por naturaleza y apasionado en la búsqueda de la simplicidad con experiencia en puestos de responsabilidad tanto en empresas grandes como en PYMEs de corte industrial. Las personas que trabajan con él le definen como todoterreno por su capacidad de resolver problemas complejos en áreas muy diversas. Especializado en crear información para controlar e impulsar el crecimiento de la empresa, alineando a toda la organización con el mercado y estableciendo estrategias que generan más dinero.
ga('set', 'userId', {{UA-61786709-1}});
A %d blogueros les gusta esto: