Cuantas veces nos preguntamos… ¿qué haría yo si volviera a nacer?
Aunque creemos saber por la experiencia qué haríamos y qué no, deberíamos reflexionar muy a fondo una infinidad de motivos que podrían influir entre nuestras circunstancias, la lógica y la personalidad.

Circunstancias. Casualidad imprevisible.

Circunstancias. Casualidad imprevisible.Nadie elige día, hora o lugar en el que nacer. Ni nadie puede saber con qué, cómo y dónde se encontrará en el tiempo y lugar en que finalmente surja como un nuevo ser. Nadie. Siquiera el padre ni la madre que nos trajo al mundo.

Si hubiese nacido en Belén el día cero a la hora cero, mi madre se llamase María (siempre virgen) y mi padre José (carpintero) ¿quién dice que no me hubiesen nombrado rey de los judíos y 33 años después hubiese sido crucificado?

Pero no. Nací en pleno siglo XX, mi padre era mecánico y mi madre ama de su casa. A tal mi vida viene a ser un cúmulo de circunstancias imprevisibles desde el comienzo.

Quizá en más de un momento me haya dejado llevar inevitablemente por las mismas y en otras haya tenido cierta potestad de dirigirlas.

Lógica. Causalidad previsible.

Lógica. Casualidad previsibleEn realidad, todos dirigimos nuestra vida en dependencia de las circunstancias anteriormente citadas, pues influyen notoriamente en nuestra cultura, educación, experiencias y motivaciones.

Nos marcamos objetivos previsibles de acuerdo a lo que nos rodea y analizamos nuestras posibilidades en virtud de la experiencia.

A veces la lógica bien dirigida, en parte puede cambiar el rumbo de las circunstancias si dirigimos nuestro esfuerzo de acuerdo a nuestra verdadera personalidad.

Personalidad. La razón.

Personalidad. La razón.Con las circunstancias y lógicas anteriores, venimos a desarrollar nuestra teoría de la razón. Propia.

Aunque en la práctica y en la mayoría de ocasiones en nada se ajustará a lo que realmente nos gustaría hacer para ser «uno mismo».

Justamente es cuando nos preguntamos ¿qué haría yo si volviera a nacer?

Personalmente os lo resumo: perseguir mis sueños. Compartir con alegría, generosidad, respeto, humildad y sencillez.
Y por supuesto, emprender con pasión para ser yo mismo y mis circunstancias.

En definitiva, dirigir mi destino en lo posible.

Y tú… ¿qué harías?

About Ernesto Núñez

Empresario y emprendedor, amigo de sus amigos, es lo que solemos llamar «gente de bien». Implicado en la economía del bien común y todo lo que signifique solidaridad, siempre tiene una sonrisa para todos.
ga('set', 'userId', {{UA-61786709-1}});
A %d blogueros les gusta esto: