¿Por qué resulta tan complicado Emprender En España?
La pregunta es para troncharse directamente. Soy consciente. Y pido disculpas adelantadas, conste.

Después de darle vueltas (tampoco hace falta darle muchas) uno concluye que hay cuatro razones fundamentales.
1.- Una burocracia que sigue siendo excesiva y absurda; muchas veces contradictoria, algo tremendo.
2.- Una legislación farragosa y complicada, con diferentes leyes (he contado hasta cinco) y diferentes ministerios (podría hablar de al menos cuatro) que no siguen una misma línea común, lo que crea mayor confusión.
3.- Pese a quien le pese, y aunque nos lo quieren vender, no existe una gestión pública eficaz que apoye el emprendimiento de forma constante y que se impliquen de verdad.
4.- Sigue sin haber dinero en el mercado. No fluye y hablar de financiación se ha convertido en una meta inalcanzable para quien no tiene (que es quien la necesita).

Burocracia y legislación.

Mezclando en una coctelera las dos primeras, nuestra legislación sigue siendo tremendamente burocrática. Pone trabas donde no las hay.

Colas HaciendaHace poco tuve que hacer una gestión en Hacienda. Algo tan sencillo como dar de alta un NIF provisional.

Sencillamente no pude. En la web de Hacienda me decían que para un NIF de caracter provisional, la tramitación debía hacerse personándose en la delegación más próxima. En la delegación me decía que todo había que hacerlo por la web.
¡Qué absurdo!
Además me pedían un documento original que si lo tuviese, no estaría pidiendo un NIF profisional, ¡cáspitas!…

Cuando expliqué lo que sucedía, se encogieron de hombros y me dijeron que ellos no podían hacer nada.

Pedí hablar con alguien de mayor rango y cuando por fin me atendió me contestó lo mismo. Finalmente y ante mi insistencia, me recibió el gerente de la delegación, no sin antes tenerme casi dos horas esperando de pie, mientra veía a través de la persianilla de la mampara que nos separaba, como leía el periódico. Prometo que ésto que cuento es absolutamente cierto.

Tras la persiana. BurocraciaCuando se dignó recibirme, muy amable eso sí, le expliqué nuevamente la incongruencia; me dijo lo mismo, que la ley estaba así organizada y que el no podía hacer nada. Con dos elegancias. Lo más curioso es que toda esta situación era porque no podía presentar un documento original que me permitiera obtener un NIF definitivo, porque otro ministerio (el del Interior) me había solicitado con anterioridad dicho original, quedándose en depósito para su validación.

Argumenté entonces el derecho del ciudadano que se establece en la propia Ley de las Administraciones Públicas (que está por encima de cualquier otra ley en caso de incongruencias), por las que a una persona, dos organismos públicos diferentes no le pueden pedir la misma documentación (entiendo que para evitar la famosa burocracia de la que nos quejamos). Me dijo que yo tenía razón, pero que el Ministerio del Interior tenía sus normas y que no era culpa de Hacienda. El malo era el otro. Con otras dos elegancias.

Al final tuve que irme con la razón de mi lado, sí, pero sin solución a un problema generado por la Administración. Para colmo, luego me enteré que Hacienda, con la ley en la mano, no puede obligarnos a hacer los trámites por internet (como pretende), pues la ley lo que dice es que los organismos públicos están obligados a adaptarse a las nuevas tecnologías ofreciendo al ciudadano la posibilidad (como alternativa) de hacer cualquier trámite por medios electrónicos o telemáticos… pero como alternativa, no como una obligación exclusiva.

Nos avasallan continuamente y vamos agachando las orejas y doblegándonos. Ocurre con todos los organismos públicos y grandes empresas. Y sólo nos ponemos de acuerdo en lo impotentes que nos sentimos. Pero tragamos.

Gestión pública.

Al hilo de la conversación anterior, decía de la falta de una gestión pública eficaz. Cuando uno quiere emprender y solicita ayudas públicas, le piden mil y un requisitos pero las ayudas no llegan, y eso siempre que no te digan que se les ha acabado el fondo destinado para el año en curso, en cuyo caso, despreciando todo tu trabajo (papeleo inútil en su mayoría que te han hecho recolectar progresivamente), debes volver a iniciar todo el trámite de solicitud para la siguiente convocatoria. ¿No es de risa? ¿Nos toman el pelo?

En general, las pocas iniciativas que hay son meramente de cara a la galería y cortoplacistas -ni que decir ahora con unas elecciones por medio-, donde se gastan los recursos públicos -de todos- en financiar las instalaciones y costes de las propias instituciones, pero donde apenas llega un euro al emprendedor que, es quién realmente lo necesita.
Un sistema de ayudas ficticio en manos de unos directivos públicos demasiado autoritarios y nada flexibles.
Los viveros, incubadoras y semilleros de carácter municipal o público no funcionan como debieran.

Financiación.

Las entidades financieras (salvadas de sus propios errores con el dinero de todos los españoles) no están prestando dinero.
No fluye el dinero, salvo para sus propios proyectos (que se apoyan en fondos europeos) o para ofrecérselo a quien ya tiene ahorro que lo respalde, a un interés salvaje (sobre el 9% actualmente) y encima teniendo que pignorarlo. ¡Absurdo!
Las entidades públicas tampoco ayudan gran cosa.

En definitiva, burocracia, leyes complicadas que se contradicen, gestión pública ineficaz y falta de acceso al dinero, son el enorme problema que tenemos que solucionar entre todos.

No puede ser que tengamos una ley contra la morosidad, y el primer moroso sean los organismos públicos.
No puede ser que tengamos que seguir adelantando el IVA de facturas que no hemos cobrado.
No puede ser que quien tiene dinero no declarado en el extranjero, pague un 3% y quede libre de toda culpa y nosotros tengamos que afrontar tantísimos impuestos.

No puede ser…
…prefiero creer que estoy sin tinta en la impresora.

About José Luis Pérez Fernández-Lion

Comprometido con el emprendimiento social y con las personas. Formado en el mundo de la empresa familiar, realiza estudios de Arquitectura en la UPM. Siempre esponja, se alimenta de todo conocimiento en áreas tan dispares como arquitectura, pintura, psicología, diseño, informática, medicina o programación de alto nivel.
ga('set', 'userId', {{UA-61786709-1}});
A %d blogueros les gusta esto: