PATENTE

Una patente es un título que reconoce el derecho a explotar en exclusiva una invención, impidiendo a terceros, su fabricación, venta o utilización sin consentimiento del titular. Como contrapartida, la patente se pone a disposición del público para general conocimiento. El derecho otorgado por una patente sino, sobre todo y singularmente, “el derecho de excluir a otros” de la fabricación, utilización o introducción del producto o procedimiento patentado en el comercio.

La patente se puede referir a un procedimiento nuevo, un aparato nuevo, un producto nuevo o un perfeccionamiento o mejora de los mismos. Se pueden patentar las invenciones que cumplan los tres siguientes requisitos:

– Novedad: Es considerada como tal, cuando no está comprendida en el estado de la técnica.
– Actividad Inventiva: se considera que una invención implica actividad inventiva si aquélla no resulta del estado de la técnica de una manera evidente para un experto en la materia.
– Aplicación Industrial: Se considera que una invención es susceptible de aplicación industrial cuando su objeto puede ser fabricado en cualquier tipo de industria, incluída la agrícola.

No se puede realizar la patente sobre:

– Los descubrimientos, las teorías científicas y los métodos matemáticos.
– Las obras literarias o artísticas o cualquier otra creación estética, así como las obras científicas.
– Los planes, reglas y métodos para el ejercicio de actividades intelectuales, para juegos o para actividades económico-comerciales, así como los programas de ordenador.
– Las formas de presentar información.
– Los métodos de tratamiento quirúrgico o terapéutico del cuerpo humano o animal, ni los métodos de diagnóstico aplicados al cuerpo humano o animal.

Duración de la Patente

La patente tiene una duración de veinte años improrrogables, contados a partir de la fecha de presentación de la solicitud y produce sus efectos desde el día en que se publica la mención de la concesión en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial.
El coste de tramitación y registro, para una patente nacional el coste en tasas varía entre 750€, si la patente se concede por el procedimiento general y de 1.200€ si se utiliza el procedimiento con examen previo. Si la solicitud se gestiona por la vía telemática se obtiene un descuento del 15% en la tasa de depósito.
A estas cantidades (tasas) hay que sumarles el coste que debe asumir el solicitante en la preparación de la documentación a presentar junto a la solicitud, además del coste de mantenimiento de estos derechos de patente, que aumentan progresivamente ( desde aproximadamente 23 € la tercera anualidad hasta 633€ para la vigésima). El importe de estas anualidades se actualiza a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado y figuran siempre actualizados en la página web de la OEPM.

Registro de la Patente
Se procederá de la siguiente manera:

– Cumplimentar los impresos que se adjuntan en la página web de la OEPM (www.oepm.es), en el apartado “utilidades/formularios”.
– Abonar la tasa, figuran en el apartado de “utilidades/tasas” y que podrá hacerse a través de una oficina de la Caixa.
– La tramitación de la solicitud de patente dura un mínimo de treinta meses, en función del procedimiento que se realice (con o sin examen previo), así como las posibles interrupciones de procedimientos por posibles interrupciones del procedimiento debidas a defectos en la solicitud. De cualquier incidencia que se produzca durante el procedimiento de concesión se dará traslado por escrito al solicitante.
– Contra cualquier resolución dictada por la Oficina de Patentes, se podrá interponer recurso de alzada en el plazo de un mes contado desde la publicación de la resolución en el Boletín Oficial de Propiedad Industrial (BOPI).

Protección en el Extranjero
La protección en el extranjero se puede obtener de varias formas:
– Presentando una solicitud en cada país en el que se desee obtener la protección.
– Presentando a través de la OEPM, una solicitud en aplicación del Convenio sobre concesión de patentes europeas y designar los países en los que se desea obtener la protección.
Una vez obtenida la protección europea, habrá que validarla en cada estado designado mediante el pago de la tasa correspondiente y la presentación de una traducción de la patente al idioma oficial de dicho estado.

Fuente: Oficina Española de Patentes y Marcas. www.oepm.es Ley 11/86 de 20 de marzo
de patentes y modelos de utilidad.

About Mª Isabel Jiménez

“El talento existe dentro de las empresas, detectarlo y aprovecharlo asegura el éxito empresarial.” Comprometida con la Calidad y el Medio Ambiente, conocedora de las normativas ISO y la Prevención de Riesgos Laborales. Graduado Social/RR.LL., defensora del trabajo en equipo. Con un lenguaje sencillo y cercano nos adentrará en las diferentes necesidades que toda empresa desea cubrir.
ga('set', 'userId', {{UA-61786709-1}});
A %d blogueros les gusta esto: