En este artículo quiero hablar sobre la importancia de tener claro el modelo organizativo que queremos para nuestro negocio. Y este modelo organizativo depende de los deseos que tenemos al emprender. Porque no nos engañemos.  Todos emprendemos para satisfacer algún deseo personal.

O bien deseamos llegar a fin de mes y poder pagar todas las facturas y gastos personales.  Esto lo consigues con un autoempleo.

O bien deseamos tener un estilo de vida saneado que nos permita cubrir pequeños (o no tan pequeños) caprichos y tener tiempo libre disponible para disfrutarlo en lo que queramos.  Es lo consigues con un negocio.  Lo que ahora se llama Lifestyle Business.

O bien… deseas crear una mediana o gran empresa.  Que sea multinacional.  Y satisfacer tu orgullo personal habiendo creado algo grande.  Esto lo consigues con una startup.

Pero no nos engañemos con la falacia de que tienes que crear un negocio para servir a tus clientes.  Esto no sería un objetivo: sería una necesidad. Tu negocio funcionará siempre y cuando sirvas bien a tus clientes y solventes sus problemas o cubras sus necesidades. Así que dependiendo del tipo de deseos que quieras cumplir, así será el tipo de empresa que necesites crear.

Voy a hablar de los dos primeros tipos de empresas.  No soy experto en startups y no puedo dar consejo sobre ellas.

Confusión

Muchos emprendedores se confunden con el tipo de negocio que necesitan crear.  Confunden lo que es un autoempleo con lo que es un negocio que cubra tu estilo de vida.

En un autoempleo te echas todo (o casi todo) el trabajo sobre la espalda. Es posible que te llegues a convertir en un gran especialista en lo tuyo y que cobres mucho dinero por tu hora de trabajo.  Por ejemplo un neurocirujano con reconocimiento internacional. Estas personas ganan mucho dinero y son un ejemplo a seguir.  Tienen un gran nivel de vida, se pueden coger muchas vacaciones y casi cualquier cosas que estés pensando.

Pero seamos sinceros.  Son muy pocos los que llegan a este nivel.  Y además, si llegan a este nivel es después de muchos años trabajando jornadas maratonianas, siendo “una persona normal”. Y además tienen un problema que tú también tienes: cuando no trabajan no cobran.

Si es durante un periodo programado y vuelven a trabajar es genial.  Pero si es porque han tenido un problema y ya no pueden volver a operar, se le ha acabo el nivel de vida.  (La enseñanza no da tanto dinero.) Si te auto empleas también tendrás ese problema, que si no trabajas no cobras.

Otro problema que tenemos “la gente normal” es que no podemos poner el precio que queramos por nuestro trabajo.  El precio lo pone el mercado.

Por lo tanto terminas haciendo jornadas maratonianas toda tu vida para llegar a fin de mes y poder pagar las facturas, porque lo más común es que no llegues a despuntar, como nos pasa al 99,99% de las personas.

La confusión es que muchos emprendedores quieren tener un Lifestyle Business pero trabajan y se organizan como un autoempleado.

Se echan todo el emprendimiento a la espalda con la esperanza que en el futuro todo cambie y puedan conseguir ese nivel de vida.  Pero esto no cambia sólo.  Hay sistematizar. Lo que se trata es que al final no seas tú o vosotros los que hagáis las tareas.  Mientras sigas ejecutando las tareas seguirás atado al autoempleo.

Creciendo

Debes subir por la escalera de gestión de negocios que te llevará a gestionar un negocio que trabaja para ti y que cubre el estilo de vida que quieres. Vamos, que se trata de dejar de vender horas a gestionar conocimiento. Y gracias a la tecnología, actualmente puedes gestionar conocimiento desde cualquier parte del planeta.  Incluso dando un paseo en bicicleta por un parque.

paseo en bici

Si estas pensando que ahora estás o estáis solos y que tenéis que hacerlo todo tú o vosotros, te respondo que sí, que tienes razón.

La diferencia está en que tienes que tener claro la estructura organizativa que quieres tener al final y si las decisiones que vas tomando te van acercando a completar esa estructura.

(Como todo, esta estructura irá cambiando en función del desarrollo de tu negocio.  Y va cambiando porque lo más probable es que tu idea de estructura inicial no sea válida para conseguir tus deseos y tengas que ir adaptándola.  Objetivo final e inamovible:  tus deseos.

El contenido de tus deseos también irá variando con el paso de los años, lo que implicará también otros cambios en la estructura de tu negocio.)

Diferencias que sistematizan

La primera y más importante… Organización: cuando te enfrentes a una nueva tarea intenta encontrar a alguien la que haga por ti.

Y esto no significa que tengas que contratar personal.  Sino que busques colaboradores o proveedores que lo puedan hacer por ti.

Inicialmente intenta dejar para ti las tareas que sean el núcleo de tu negocio.  Esas tareas que aportan ingresos directos a tu negocio.

creciendo tres en bici

Haz una lista de estas tareas importantes que generan ingresos directos a tu negocio.

El resto de las tareas son las que pueden realizar otras personas.  Trata de separarte de la ejecución de estas tareas lo antes posible.   Este tipo de tareas te quitan muchísimo tiempo para realizar esas otras tareas importantes que generan ingresos directos.

Mentalidad «ingresos»

Uno de los grandes problemas de los españoles, no sé si del resto de latinos, es nuestra necesidad de propiedad.

Necesitamos que los elementos con los que trabajamos sean nuestros.

Si producimos, que la maquinaria sea nuestra, ser dueños todo el proceso productivo.  Comprar las materias primas, y si puede ser mediante economía de escala mejor.  Así tendré más beneficio en el futuro.

Pero no solemos contar con la amortización de ese inmovilizado.  Que además solemos comprar con préstamos bancarios, que hay que devolver más los intereses asociados.

Si estas pensando que como tú prestas servicios no incurres en este error…  ¿seguro que no? ¿Es necesario el alquiler de esa oficina en ese centro de negocios o te vale con otro más barato?  ¿O incluso trabajar desde tu casa y desplazarte a la oficina de tus clientes?  ¿Seguro que necesitas un iPad, o con otro dispositivo mucho más económico te vale?

¿Quieres que siga?

La mentalidad de ingresos es precisamente lo contrario.

La mentalidad de ingresos es preguntarte constantemente ¿cómo puedo conseguir esos ingresos sin necesidad de gastar mi dinero?

ingresos

Por ejemplo, si produces… ¿por qué no buscas a una empresa que ya exista y que realicen ellos la producción?  Llega a un acuerdo con ellos para que fabriquen lo que tú quieres vender.

Venga, recupera la respiración… que no es para tanto.  Vale que tengas que compartir el beneficio y ganes menos por cada unidad vendida.  Pero de esta forma reduces en un gran porcentaje tus necesidades de inversión y mejorarás mucho tus exigencias de tesorería.

La idea por debajo de todo esto es que te centres en los flujos de caja.  Enfocarte y utilizar tu tiempo en que se realicen más operaciones en tu negocio, aunque estas operaciones den menos beneficio de forma individual cada una.

Es mejor 5 operaciones que te dejan 20 euros cada una a 1 operación que te deja 75 euros.  En el mismo espacio de tiempo, claro.

Visión a largo plazo

Al principio de tu emprendimiento  no tienes dinero para poder externalizar esas tareas que he comentado antes que no debes hacer tú.  Lo sé.  Por ahí hemos pasado todos (o casi todos).

Y también es posible que ahora estés pensando que si realizas tú esas tareas te ahorras el dinero de pagar a otra persona.

Pero es que esto de la ejecución de tareas no es una cuestión de dinero, es una cuestión de tiempo.  Del tiempo que te queda para ejecutar las tareas importantes que generan ingresos directos en tu negocio.

Es en estas tareas en las que te tienes que centrar.  Tienes que pensar que aunque ahora ganes menos, porque tengas que pagar a otra persona, más adelante  ganarás más porque las tareas que tú ejecutas son sólo las que generan ingresos.

(La última fase de la creación de la estructura de tu negocio que mantenga tu estilo de vida será en la que también transfieras estas tareas importantes a otras personas, para que no tengas que hacerlas tú.)

Confianza

Confianza

Para poder tener un negocio que te ayude a cumplir tus deseos y que mantenga el estilo de vida que quieres tienes que confiar en las personas.

Quítate el ego de encima y deja  de sentirte importante.

Eso de pensar que tú eres el único que hará así las tareas.   ¡Claro que eres el único que hace así las cosas!  Pero eso no es significativo.  Lo que hay que conseguir es que las tareas se ejecuten y se obtenga el resultado esperado.

Da igual cuál sea el proceso con el que se consigue el resultado.

La confianza es la base de la delegación.  Es más, es que sin confianza no hay delegación (eficaz).

Delegar es que otras personas tengan la autonomía e independencia para conseguir un resultado.

Delegar no es un asistente que haga parte de tus tareas y que luego estés controlando cómo se han hecho esas tareas.

Para que haya una confianza plena debes tener capacidad de aceptación del fracaso.  El fracaso de la persona en la que has confiado.  Y tú fracaso personal por haber confiado en esa persona.

Pero todos tenemos derecho a que se confíe en nosotros.

.

____

NOTA:  todo esto es un proceso gradual.  Esta evolución va desde tú o vosotros solos hasta la estructura final.  Es un proceso que durará desde varios meses a varios años, dependiendo de tu negocio y los deseos que quieras cumplir.

Tómatelo con calma pero sin perder el foco en tener un negocio que trabaja para ti.

Hazte esta pregunta, ¿cómo quiero que sea mi vida personal dentro de 5 años?  Una vez que tengas la respuesta ponte a sistematizar para poder vivir.

About Luis Lorenzo

En estos momentos me dedico a impulsar y mentorizar la Innovación Organizacional Disruptiva para pequeños empresarios y autónomos. Traducido significa que les ayudo a hacer sus negocios escalables para que sean sus negocios los que trabajan para ellos y no ellos para sus negocios. Vamos… para que dejen de hacer jornadas maratonianas, se puedan poner enfermos e irse de vacaciones y que aún así su negocio siga funcionando y generando ingresos.
ga('set', 'userId', {{UA-61786709-1}});
A %d blogueros les gusta esto: